Es mentira que hay un momento

adecuado

no existe tal cosa 

no existe…

Me tiemblan los huesos

y se me nublan los ojos

de haber contenido con tanta dureza 

tanta ternura.

Hoy

no hay nada más mío

que eso que no pude

nombrar a tiempo,

nada.

Y sin eso

desaparezco fantasmal

en los albores

de los días felices.