Carlos de Porto Alegre (Escenas 1, 2 y 3 de 26)

Versión de “Edipo de Tebas” de Sófocles Por Elizabeth Schaub Farrell

Personajes

Carlos Ramirez: Hijo de Renata e Ignacio/ Psicólogo

Renata Gloriet: Esposa de Ignacio

Ignacio Farrell: Soldado

Fiorella Ramirez: Amiga de Renata

Hijos de Carlitos y Renata: dos niños varones y dos niñas mujeres, de entre 5 y 8 años

Policía 1

Cartero

Mozo

Coro: Tres mujeres

Pareja que desayuna en el lobby

Señor que ojea el diario en el lobby

Escena 1

Ignacio le pide matrimonio a Renata que está embarazada

Se ilumina el escenario.

El reloj marca las 7:20 PM hs.

Casa de Renata. Living de una casa de clase trabajadora, con una alfombra en el centro sobre la que hay una mesa y cuatro sillas alrededor. Hay dos ventanas junto a la puerta de calle. Un sillón en cada rincón al fondo del living, una cajonera y un televisor en el rincón que da al público. A la izquierda y un poco atrás del living se ve parte de la cocina.

Al fondo sobre la derecha vemos parte del dormitorio. Sobre la pared del dormitorio que da al living hay un espejo grande. En el dormitorio hay una cama de dos plazas, un perchero, dos mesas de luz. Arriba de la cama el reloj colgado. Opuesta al dormitorio, sobre la izquierda, está la puerta de salida a la calle. Ignacio llega del trabajo con un ramo de flores y busca a Renata, embarazada de 8 meses.

Renata se da vuelta, sorprendida.

Renata.- ¡Llegaste más temprano! ¿Pasó algo?- (Ve el ramo de flores que lleva Ignacio en su mano derecha y sonríe).

Ignacio.-Renata Gloriet… ¿Quieres casarte con migo? No puedo esperar más.

Renata.- ¡Ay amor! ¡Obvio que quiero!

Se abrazan felizmente y se van al cuarto.

Las luces se apagan.

Escena 2

Un cartero anuncia a Renata y a Fiorella la partida de Ignacio a la guerra de Malvinas

Misma escenografía que en la primera escena.

Se encienden las luces.

El reloj marca las 11:00 hs.

Renata se ve feliz frente al espejo con su panza de embarazada, el ramo de flores que le regaló Ignacio y un vestido nuevo.

Alguien golpea a la puerta.

Renata deja las flores en la mesa y abre la puerta, esperando a su amiga.

Fiorella.- ¡Vamos a llegar tarde al registro civil, Renata!

Renata la mira y sonríe. Agarra las flores que dejó en la mesa.

Renata.- ¿Cómo estoy?

Fiorella.- ¡Estás hermosa! Esperá. Acá me faltó acomodarte un mechón del peinado- (Fiorella le acomoda el peinado a Renata) -Listo. Ahora sí. Vamos.

Renata y Fiorella están por salir de la casa. Renata busca las llaves hasta que suena un timbre, abre Fiorella y se asoma un cartero.

Mientras Renata busca la llave en su cartera, su amiga toma el sobre que le da el cartero.

Cartero.-¿Qué tal? Buen día. Es un telegrama para Ignacio Farrell. Tiene que firmarme aquí.

Renata firma.

Cartero.- ¡Muchas gracias! ¡Hasta luego!

Renata se dirige a Fiorella- ¿Podés leerlo?

Fiorella.- Si, amiga.

Fiorella abre el sobre y queda asombrada.

Renata.- ¿Qué pasa? ¿Por qué esa cara?¿Qué dice?

(Fiorella lee el telegrama en voz alta).-Ignacio Farrell. Presentarse en la sede del ejército. Maza 550, con su documento e identidad, número 5257171262. Martes 07 a las 05:00 horas.

A Renata se le caen las flores.

Renata.-Lo están llamando para la guerra.

Las luces se apagan lentamente.

Escena 3

Renata le pide a Fiorella que se lleve al bebè, Carlos

Mismo escenario que en la escena 1.

Se prenden las luces.

El reloj marca las 6 PM hs.

Renata y Fiorella están sentadas a la mesa. Renata sostiene un bebé de un mes. Toman mate.

Fiorella.- ¡Y es así Amiga! ¡Nos vamos a Brasil!

Renata. ¿Pero… con quién?

Fiorella.- Sí. Con mis papás. Mi papá pudo conseguir trabajo. Además, acá está todo muy difícil por la guerra, tenemos que aprovechar lo del trabajo para irnos. ¡Vamos!

Renata.- ¡No puedo irme! No tengo plata ni para mantener al bebé. No sé qué hacer.

Renata se queda pensando.

Renata.- ¡Eso es! (Tímidamente y con tristeza) Llevátelo vos…

Fiorella (sorprendida)- ¿Cómo?

Renata.-Llevátelo. Yo no puedo tenerlo. No puedo ver como llora y sufre todas las mañanas, no tengo para la leche, ni los pañales. Por favor, no le digas a Carlitos que tuvo una madre como yo. Ni que su padre tuvo que ir a la guerra.

Fiorella la mira y acepta silenciosamente.

Se escuchan caer dos bombas.

Renata (asustada).- Apurate…

Se abrazan y Fiorella se va, llevando a Carlos con ella.

Se apagan las luces.

(PRÓXIMA ENTREGA: ESCENAS 4, 5 y 6)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *