Hay un corazón que late rápido al despertar 

Que busca tu mensaje en el celular

Que sueña todas las noches con verte.

Para que la luz del sol derrita con su realidad todo lo que siente.

Hay una mujer que se cansa de esperar 

Que escribe versos aunque sabe que no los leerás.

Un alma rebelde quiere superar, 

Cualquier herida, cualquier corazón roto.

Un suspiro es un beso que se va 

Con aquel te amo que alguna vez supiste gritar. 

Un cuerpo se quema de tanto desear 

Esos besos que ya no están.