cada vez 

que escucho a un pájaro cantar

o mis manos tocan la tierra,

estoy segura 

esa 

es la voz de mi abuela

Mi abuela materna era de Virgo, 

de hecho ayer fue su cumpleaños. 

No la conocí de la manera más convencional. 

Mi abuela tenía, 

al igual que mamá, 

el súper poder de hacer crecer cosas de la tierra, 

todo lo que ella tocaba, 

florecía. 

Su jardín

 es de lo más hermoso 

que alguna vez miré

a lo largo de toda mi vida,

 y he observado,

 y he recorrido,

 varios lugares 

a lo largo de la Argentina. 

Conocer el patio de mi abuela, 

fue la aventura más bonita

y espectacular.  

Ituzaingó, Corrientes, 

es su lugar. 

 Mi abuela era de Virgo, 

así como lo soy también,  

es un aspecto de mi carta. 

Virgo es el signo del detalle,

de la especificidad.

 Le corresponde a Mercurio,

planeta de la mente 

y de la comunicación. 

la parte racional 

y representa 

a cada uno 

de los huesos 

que compone 

nuestra

columna

 vertebral. 

Aún sin tener nada de Virgo

 en nuestra carta,

 todos los días utilizamos 

energía Virgo,

 pues además

 de ser 

detalle,

especificidad, 

es el signo de la salud,

de las rutinas, 

del trabajo, 

del medio ambiente 

y del servicio

a la comunidad-

¿Cuándo? 

¿Cómo? 

¿De qué manera? 

¿En qué momento? 

¿Cuál es la hora?

 ¿En qué lugar? 

¿sería propicio? 

Es energía virgo. 

Otra de sus características 

es el nivel de 

discernimiento 

y de autocrítica. 

Búsqueda de «perfección» , 

 lo que más de una vez, 

lo lleva al éxito también.

Si, 

puede ser

 una cualidad un tanto 

eximida 

de su capacidad, 

desde mi punto de vista:

 detalle 

discernimiento

y asimilación

se asemejan

en algún punto

 a

la palabra 

don.

 Solo es cuestión de conocernos, 

ver

y contemplar

a nuestro propio

 tiempo

espacio

lugar.

Otra de las cosas

 que he aprendido del signo Virgo,

 es la sensibilidad 

para con lo que nos rodea,

 más de una vez 

se me tildó de hippie

(sin conocer

 siquiera

 lo que eso representa)

 reconocer

particularidades

 de 

absolutamente

todo

lo que rodea

como nadie más 

ha podido 

observar.  

Hoy se 

que 

Observación, 

admiración,

distancia, 

espacio,

silencio, 

es energía 

Virgo

 también. 

Su elemento

 es la Tierra.

Prepara la Tierra, 

elije semilla,

 la pone en la tierra,

la observa, 

la riega,

y eventualmente, 

si cuida el amor,

la ve florecer.

me gusta mucho 

en parte ser Virgo, 

nieta de mi abuela.