Cerebro blanco, la idea venia difícil, no encontraba el punto de llegar al éxtasis, del placer de lo hecho, de lo logrado.

Disfrazaban las sombras sus miedos, despertaban amores eternos.

Permanecer en añoranzas desdeñosas, sin deslizar el tiempo.

Dejadles correr, que entren, recovecos tenemos todos.

Mujeres de pantalones, bosquejo, no, no darle fuerza a una prenda, no, no.

Otra vez el ritmo en mi cabeza, bailaba, percibía sus voces como murmullos.

Danzaba, extendía las manos, marcaba la postura, hombros arriba, y…ta ta, tata, ta ta, tata salto giro y avanzo, soltaba el tensión de los músculos, sobre el suelo, y volaba a acariciar el aire, la rítmica y la sensual melodía dilataba ¡Mira a dónde termina el movimiento! Sensual

Sigilo nocturno, sigilo matinal se juntó la tribu editorial.

Comienza la tribu a despertar:

Marcelo:

— ¡Me prendo en la ficción!

Rodri:

—Ponele, yo pruebo dialogo con tinturas y colores.

Ali:

— Huu mas terapia para ir al pasado.

Marcelo:

—Aquí tenes que escribir el borrador.

Rodri:

—Pasen la data, que onda hoy.

Dana:

— ¿Del autor? Colaboración y edición otoñal

Natasha:

— ¡Novelas de amor con exóticas escenas con aromas de incienso!— dijo seductora midiendo sus palabras.

Paso junto paso, pliés, relevé, salto invertido, onda y equilibrio, detengo el movimiento.

Dana:

—Chicos llego después de 23hs, estoy en la ruta de las hormiguitas laboriosas contra el orden.

Lia:

— Vengo dándole vueltas al panorámico.

Martín:

—Recién caigo, vengo del techo.

¡Ho! dijimos y esbozamos unas risotadas.

Lìa:

— ¡Lo arme salió circular pero redondito, entraron todas! disonantes

Cada estado consignado explorado y encantado.

Desató y encadenó viñetas en letras, dramas, ficción, relatos cotidianidad, historietas cómicas, trabes y destrabes.

Seguía enlazando saltos, zancadas y giros, equilibrios en movimiento, en ese cuadro ondeaba mi cuerpo.

Pasaron las semanas.

Marcelo:

— La consigna hoy es ficción, con talón y fin de la historia.

Rodri:

—¿Quién será el elegido en la tribu de los escondidos?

Clara:

—La tensión del momento

Rodri:

— Ponele onda

Clara:

—De caballeros en calabazas, respeto y templanza.

Marcelo:

— Revisemos quien no llego hoy.

Ali:

— ¡Qué alegría seguimos todos vivos!— alivio al ver todos los caracteres subidos.

Clara:

—Mi historia pinta escenas del lenguaje mudo,  del sol y estrellas, aunque no lo vemos siempre están.

Dana:

—¿Martín donde estará?

Martìn:

— Yo vengo con el cuento, del disparate y el viento.

Lia:

¡Yo de la carne viva, la voy descociendo!

Marcelo:

— ¡Vamos equipo!

Natasha:

—Que me tiren la opción de ir a lo profundo, ser agua en el mar rotundo.

Intervenían la presión, de los días de ebullición, viniendo de abajo, todo parecía fracaso.

Me pinta decirles editorial tribu, de momento de elecciones consiste el juego, donde el no elegido, presume rechazo, no este el caso, no por ello, rocemos discordia.

El mundo escrito el que habitamos, con letras, signos, lo vemos bonito y lo perpetuamos.

Llega el tiempo de los últimos escritos por aquí, seguirá la música sonando, y yo danzando.

Ondas, paso, salto, giro, equilibrio

¡Les subo el volumen a la editorial tribu, con sus escritores bailando!