Dios no existe, existe De Vido

El líquido amniótico no existe, es un pedido desesperado

de hallar una sustancia fundamental que los médicos terapistas

han alimentado con la condición de que no les bajen más el sueldo

Ay, dios mío, no existe dios. Existe eso que se derrama de la grasosa

y calurienta atmósfera una suma de dióxidos y sólidos que te

aspiran con la apariencia de lo orgánico y te llevás 

a la boca con motivo de una respiración profunda pero sí 

hacen mal y no hay tela o velo que contenga 

o pirámide escalonada y arriba

una cúspide rematada de piedras

que no son caras pero te gustan

porque las juntaste de un lago

que se llama como la capital

de tu país pero está en una

frontera

un umbral en el sur

un sitio de piedra y agua azul

completamente azul que debió alojar todo tipo

de religiones cuando no existían las computadoras

.

Les pido por favor que no crean

en Dios que no se dejen engañar

que lo que existe es un graznido

algo que te hace girar la cabeza

de impresión cuando no hay más 

tiempo y nada más.