Compré en un supermercado por $ 355, y sólo me cobraron $ 20

Hace unos meses fui al supermercado de Belgrano al 100, en Bahía Blanca. Compré unas cosas, pasé por la caja, me preguntaron mi número de DNI y, cuando estaba  por pagar, la cajera me dice “tiene un retorno de $335 ¿lo retira ahora?”  Y así fue que sólo pague $ 20 por mi compra de $ 355.

¿Por qué pasó eso? Sucede que el supermercado es de la Cooperativa Obrera , que cerró su balance en el mes de Febrero con un excedente repartible aproximado de 560 millones de pesos,  que surgió de la diferencia de lo que le cobraron a los asociados y el costo de los productos. En una empresa privada eso se llama ganancias o utilidad. Los dueños de la cooperativa, es decir sus asociados, decidieron en Asamblea  devolver o retornar ese excedente a los asociados en proporción a lo que había comprado cada uno en ese ejercicio.

Me quedé pensando.

Me retornaron $ 335, y a los casi 2 millones de asociados le devolvieron aproximadamente  $ 550 millones. Por las compras que hice en otros supermercados no me devolvieron nada, ni a mí ni a los otros consumidores. ¿Por qué esa diferencia? ¿Dónde están los dueños de esos grandes supermercados? En EEUU, Francia, China, etc.

¿La Cooperativa Obrera puede hacer esto porque no paga impuestos? No. La institución es, desde hace muchos años, uno de los mayores contribuyentes de la Municipalidad de Bahía Blanca y uno de los principales de la delegación de la AFIP de nuestra ciudad. No paga algunos impuestos, pero paga otros.

¿Por qué no pagan Impuestos a las Ganancias las cooperativas? Porque no tienen ganancias, tienen excedentes cuyo destino lo resuelven los asociados en asambleas obligatorias.  Si una empresa privada no quisiera pagar ganancias, podría hacer lo mismo: que sus clientes se repartan las ganancias.

En 1920, unos bahienses como vos y como yo se juntaron para hacer un pan más barato.  Hoy su emprendimiento está por cumplir 100 años y  es la cooperativa de consumo más grande del país. Seguro que ni el más optimista de esos pioneros se imaginó este presente.

Yo me fui pagando sólo veinte pesos, contento por ser un pedacito de esa cooperativa.

1 thought on “Compré en un supermercado por $ 355, y sólo me cobraron $ 20

  1. Que grande esos pioneros, que visionarios!…cien años!!! Como habría que hacer para que eso se pudiera reproducir y en un tiempo en que sea alentador para este hombre de hoy, que vive en la inmediatez…como volver de los brutales intereses de las corporaciones?… hubo un tiempo en que los carniceros del pueblo pastaban novillos en un campito cercano, el matadero municipal controlado por un veterinario le devolvía las reses al carnicero y todo se resolvía en el pueblo… ahora las vacas viajan miles de kilómetros hasta los grandes frigoríficos y la carne cuesta el doble y en el pueblo no hay laburo, como se vuelve?… saludos y felicitaciones…
    Miguel Irazoqui, desde Córdoba
    irazoquimiguel@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *