Siempre supe que la depresión y la ansiedad quedarian conmigo como almas en pena amenazándome.

Cante victoria y me equivoqué.

“Saca el dolor del corazón” me dice el abuelo,

Reseteate y cuídate,

¿Que es lo que pasa ahí adentro?.

Nunca supe responder.

Ni a mis abuelos 

Ni a papá, 

Ni a mí terapeuta 

Ni a mí.

Han pasado tantas cosas que ya me perdí.

Conocí el dolor y no quiero volver ahí.

Estoy tratando de salvar mi mente con lo que poco que aprendí.

Un poco de música, 

Algún dios 

Y a reír.

El primer golpe que me dio casi me mató.

Pero me refugié y solo me hirió.

La medicina me vuelve a decir que estoy sana, 

Son dolores del alma..