Letras bonitas,

los pececitos traén.

Sin distancias,

Ni separadores. 

Profundo, en tu centro.

Cielo azul, despejado.

Que al ver mis trazos, sonrías.

Sonrías.

Sonrías aún despeinado.

Permanece afuera,

desde adentro.

Tozudez del estanque,

allí muere.

Virtud rítmica,

tus dedos en cuerdas.

Que saben sensibles.

Buscando.

Sintiendo.