I

todas las películas que se ocupan de hablar de psicología, de hacer el asunto explícito, me parecen chantas ¿hay películas “psicológicas” que no me parezcan chantas? hay algunas de hitchcock, alguna de de palma, alguna coreana ¿cuál es la diferencia entre las que me parecen chantas y las que no? en las que no me parecen chantas, como por ejemplo psicosis que habla tan groseramente del complejo de edipo y hasta tiene un psiquiatra que explica todo al final,  un poco de psicoanálisis puede ser un fondo, un sostén de la naración, un alivio relativo de lo dramático. en las que sí me parecen chantas, la psicología es una paja burguesa: en reemplazo de lo narrativo y su posible peso dramático, hacen demagogia con el espectador que se regodea poque supone que entiende algo de psicología. se me ocurió esto viendo el melodrama behind her eyes, que se empezó a arruinar espantosamente en el capítulo 4, cuando aparecen esas puertas de mierda colgadas de de los sueños, que siempre son como entradas al inconciente para giles

II

es una mala broma, aunque el que lo lee y los que lo escuchan tal vez lo ignoren. subjetivo las pelotas: el objeto escrito o dicho existe, circula y es posible reflexionar en común sobe él. puesto en el contexto de la literatura, de la historia y de la actualidad, se observa que el objeto es esperpéntico, y tanto quien lo enuncia como quienes lo reciben como poesía deberían ser lapidados en público con galletitas club social

III

(sobre la entonación de julio bárbaro) (a propósito de discursos y formas). entre carraspera, eructo, docencia exacerbada, reto y ladrido. es muy funcional a la ristra de pelotudeces que dice. habla como nadie habla (porque nadie habla así), como si dijera verdades inscriptas en otro lugar, ajenas, intocables. y su manera de hablar es tan constantemente excesiva y propia que obnubila los enunciados. parece que no importa mucho lo que dice, como si hablara en lenguas. tal vez lo que habla en él sea ese ladrido jactancioso y sea ese sonido su discurso, y sea eso lo que funciona

IV

pasa que las letras de los redondos hablan todas de la droga. el indio ha estado enfermo porque a lo largo de su vida tomó demasiada falopa. los ricoteros en general son pibes que toman falopa. pero también hay intelectuales ricoteros que toman falopa. los policías, que tendrían que cuidar la seguridad en los recitales, se la pasan tomando y vendiendo falopa. al indio lo fueron a criticar pergolini, lanata y petinatto, gente famosa por tomar falopa. tranquilamente podría haber salido a defender al indio el gordo maradona, otro falopero millonario k. después opinaron algunos políticos que, como se sabe, no se avienen a hacerse una rinoscopía porque son drogadictos. ni hablar de los periodistas: todos faloperos como silvia fernández barrio. en las redes hubo muchas personas que opinban que tenía que ir preso el indio: son señoras que votaron a macri y que toman alplax, que también es droga. si en la argentina le hacés un test a las tarjetas de crédito, el 99, 9 % tiene falopa

V

nunca entendi por qué moreno ocampo habla como si fuera paolo imitando a un cheto de los 80

VI

en general las jergas cumplen con la necesidad de reconocimiento mutuo, de pertenencia, de identidad. pero, sobre todo, implican una función “defensiva”: que los que no pertenecen a un determinado grupo social no entiendan del todo los mensajes, para proteger secretos propios

VII

ese tono de directora de primaria nerviosa que reta a los alumnos que se salen de la fila con el que habla margarita estolbizer ¿es ensayado?

VIII

la boca le termina en ese piquito, el labio superior en punta como tortuga o búho. ese piquito la hace hablar así, bajando los tonos, frenando el aire, patinando con cuidado: música vieja de cantante académico. oh piquito, afinación sofisticada del habla. y esa forma en la que puede hablar es lo que la hace pensar como piensa: acá no hay movimientos sociales dice. acá se vive peor que en alemania dice el piquito como si dijera algo. no tiene nada que ver, dice, pero siempre compara a cristina con hitler. sarlo tiene ese piquito que por las noches le pica su entraña gorila, la despierta, le dicta en morse desde recoleta a las tripas. y la mantiene tan viva como puede vérsela, ese búho feísimo posado en el arbol nocturno de TN

IX

intelectuales 1. (¿puede mencionarse así a los literatos que publican libros, no?) hablando de astrología con total seriedad y naturalidad: “tengo la luna en coso por eso coso, y el ascendente en coso que compensa mi coso, etc”. si no me diera vergüenza ajena me daría miedo

intelectuales 2. (¿los periodistas que escriben y publican hacen un trabajo intelectual, no?) conversando amablemente sobre un título de tapa chanta y demagógico, admitiendo implícitamente que la producción de idiotez es pertinente al oficio

X

como sucede con cierto tipo de idiotas, carrió consulta brujas muy seguido. durante un largo período una de sus brujas de cabecera vivía cerca de mi casa, a donde elisa venía a escondidas todos los meses. pero si no me constara tal cosa igual podría contarles este chisme porque a ella se le nota mucho en su manera de hablar, que asimila la de las “consultoras espirituales”. por ejemplo, habla del futuro en tiempo presente, como si el futuro fuera un hecho y fuera para ella nada más que un mapa conocido