1.
dijeron que no hay estrellas en el mar
que son reflejos nomás desta noche si
las estrellas están en el mar dicen el
mundo no existe porque una estrella
es más grande que el mundo sin contar
dicen que el calor de la estrella haría
tanto vapor en el agua de mar que no
veríamos nada de nada en ningun lado
esa lucesita blanda móvil hundida a
veces azulada intermitente incluso
mojada fría insisto es otra estrella

2.
Y muchos osos que dejaron la sangre,
el pelo oscuro, la gracia toda a los pies
de un hombre con espada y su revés
que buscaba vida y no por hambre

El hombre torvo que esconde en la tarde
la daga clara y el filo cortés
que mata y muere una y otra vez.
O cuántos hombres dejaron su carne

de noche en los dientes del oso altivo
otra noche entre la espada y los dientes,
nueva noche entre la carne y el filo

que parte y junta lo muerto y lo viviente
y abre el mundo como se abre el Nilo.
Sangres iguales rojas y dolientes

3.
es el tren que te lleva
en un viaje largo seo-
ye la máquina negra
que suena tucum tucum
la máquina negra con
vapores blancos va-
ca negra que muge en
la llanura durmiente
cada vagón con el ruido
tucum tucum de la ma-
dera durmiente adentro
del tren cada vagón
dice el tucum tucum tu-
cum de la máquina de
vapor en la llanura
de la vaca durmiente
en el tren que te lleva

4.
se ha dicho que la palabra perro
no mueve la cola. y también es
cierto que todos los perros caben
en el nombre del perro. pero los
nombres no mueven la cola. ¿quién
mueve la cola? ¿y tú me lo preguntas?

5.
no viste en la silla la huella de cada
gota de sangre que se llevaron de
cada uno de los que hizo una parte
desa silla no salís de la poca boca
del casi mudo que dice ahora el hueco
horrible de la palabra silla o cualquier
otro sonido que no es más que viruta
de madera cortada cayendo y unos
tipos que a veces se sientan ahí y
vas al mercado y comprás una silla

6.
claro que se puede
cortar un pomelo o
lo que sea y ponerle
azúcar o comerlo y
manchar el cuaderno
o confundirlo con
el sol de esa mañana
o con el sol de una
bandera y dejarlo
ahí siempre en el
blanco del plato o
dejar una nota que
diga que estaba
tan dulce tan frío
y se puede tocar
el amarillo morder
la piel ver todo
el filo del cuchillo
oír cómo se rompen
adentro los gajos
saber qué pasa en
la boca qué se hace
con la lengua

7.
si una piedra te parte la cara
una clara gris grande puntuda
filosa aguda veloz certera
llamás al amor que cura la herida
nada sabés de medida ni tiempo
ni viento ni peso ni calma
ni besos ni especulaciones
un churrasco helado es solo eso
es la hinchazón que cede ante todo
es el amor que por fin ha llegado

8.
un pájaro inquieta
luces con el ala
plumas que tocan
la luz
luces tocadas
de plumas
de pájaro
pájaro que picotea
adentro del día

9.
como la luz
que amanece
antes que el día
como la luz
del nuevo día
inventa un árbol
como este día
que puso un árbol
en otra luz