que el mar se lleve 

mi existencia

que de pronto llueva ácido

y queme mi cuerpo

que el aire que respiro

sea tan tóxico

hasta que me ardan los pulmones

que mi sangre se convierta 

en un río de lava

y me prenda fuego por dentro.

(más de lo que ya estoy encendida)

que mis gritos sean ahogados

es lo que quiero

que mis cuerdas vocales se corten

y no pueda hablar más

que mi corazón explote

de tanta angustia

y que mi cabeza se derrita

con los rayos ultravioletas 

que secan mis lágrimas,

así como el viento caliente 

me seca los labios

me seca el cuerpo

logrando quebrarlo

hasta desarmarse

y dejar de ser

yo.