Bombas invernales

Bueno, se trata de una pasta parecida al ñoqui, pero más jevi.

Es así: (para 4 personas) 150 gr de papa hervida y hecha puré, 250 gr de harina leudante, 2 cucharadas de maicena, 50 gr de polenta de un minuto, 50 gr panceta ahumada dorada cortada en tiras finas de 0,5 cm de largo, 50 gr de espinaca o albahaca cortada chiquita con sus cabitos apenas salteada con la panceta, 2 ajos fileteados apenas salteados con la panceta, 50 gr de pedacitos chiquitos de queso de rayar (se agrega en frío en el bowl), 2 pizcas de sal, 1 pizca de pimienta.

Todo eso se mezcla en un bowl con la papa y las harinas y se le va echando de a poco agua tibia hasta lograr una consistencia un poco más densa que la del ñoqui. Luego se hacen bolitas de 4 cm de diámetro, se las reboza con pulenta y se meten en una fuente enharinada a horno medio durante 12 minutos. Si es necesario se dan vuelta o se mueven cada tanto para que se cocinen parejo, tienen que quedar muy apenitas doradas.

Despues se sacan y se meten en una cacerola con salsa de tomate bien caliente que cubra las bombitas hasta las ¾ parte, para que se terminen de cocinar y absorban un poco la salsa. Se tapa y se deja hervir a fuego bajo durante unos 12 min más.

La salsa de tomate yo la haría con: 1 cebolla mediana picada, ¼ de morrón verde mediano cortado en tiritas finitas de 1 cm de largo, 2 tomates grandecitos cortados en concasé, 3 pizcas de sal, 1 pizca de azúcar, 2 pizcas de pimienta negra molida, 1 hoja de laurel, 1 pizca de peperoncino u otro aji picante, ½ vaso de vino tinto, ½ vaso de caldo de carne. Tiene que quedar un poco espesita.

Se sirve en un plato hondo color azul, 7 bolitas y media con salsa hasta la mitad. Es indispensable que aiga vino tinto y pan francés fresco para mojar la salsa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *