Me diste un beso en la mejilla

Impregnaste tus labios en mi piel

Como un metal al rojo vivo

Que marca mi cara con tu firma

Así volví caminando, temblando de frío

Protegiendo tu beso con mis manos, 

Rezando que no se enfríe ni se disuelva.

Volví al lugar donde se expresan las ideas

En el momento donde se crean las ideas

Y te busqué un significado tocando mi mejilla,

Fingiendo tocar tu boca, imaginándote.

Imaginando el rojo de tus labios,

Una charla que alivie lo complejo de mi mente. Y seguí sin encontrarte significado.

Aun así te acompañaré, amor mío,

Te acompañaré por calles en las que yo me pierda.

Me contarás lo que sabrás de mí, y yo te contaré lo que sabré de tí.

Pero estas son solo ideas,

Que tengo en el momento cuando se crean las ideas, en el lugar donde se expresan las ideas.