Queman las malas suelas
Te arruinás, Brown -un baldío ha crecido
en el lugar transnacional de expendio
de combustible.
Los laterales son conocidos, derivan a casas
de donde sale aún la música brava de la adole-
scencia
aunque piden demolición hoy es feriado
nadie mueve un dedo por tu progreso
nadie volverá a jalar de tu nafta
Mis instrumentos ya no sirven ya no tocan y otra
vez voy por Brown / la de los conventillos
Belle Époque. Han puesto un cuervo
a cuidar que nadie robe la cosecha obtenida
en la Cooperativa (ya que el Burgos es pasado)
a que espante / a las responsables de la destrucción
de sus fachadas / tan parisinas / sin sol Brown
no es Brown la de mal agüero / rojos trapos cuelgan
del edificio de Villarino donde ha muerto el juez que liberaba
a los chicos chetos de la prisión / la corrupción ha muerto
un poco, pero eso fue hace mucho / y ya no conozco a nadie.
La de La Pampa Goma. Entré
a pedir una Coca y no tenían / bromeaba
mi tío / hábil comerciante, pícaro cuando
la competencia urgía / previo al viraje político a la
solidaridad. ¿Quién será solidario y vendará mis pies
al fin de este viaje por las cortinas bajas de las antiguas
casas de repuestos? Hoy solo son símbolos adheridos
a una pared, medio auto pintado de lila, qué bochornoso
parece el truco publicitario hoy –medio auto- que sos lejana
  Brown. Da desarmadero, Brown, rica en autopartes.

Dice ser la entrada, la salida
Las rotiserías insisten
en cambiar de dueño de nombre

“Brown es yo
Tirado a los bondis
Yo es Otro corrido
Por los cartoneros”

Queman las malas suelas
Esto se ha dicho.

Se adhieren de más a eso
que las echará a perder
Rompe el calzado Brown -es especial para
destruir.