Me mando a la concha puta de mi madre

con esas palabras ayunas de amor

yo le dije “zorra no me dejes solo

porque me hago trolo pero sin color,

lo opuesto a esos putos

justos y felices

renacidos fenixs

 de sus cicatrices

que exultantes marchan

plenos de fervor

blandiendo orgullosos

su rompida flor.”

-me chupas un huevo forro pelotudo

te cogí de ociosa, demasiado alcohol

 si te diera cáncer en los putos huevos

me daria mas risa que desolación-

che, para conchuda,

¿Qué me estas diciendo?

afloja do cambio

porque te zarpas

una tía mía

se murió de eso

es un cruel exceso

 lo que me expresas

además, tozuda,

¿ que te haces la brava?

cuando yo te daba

ladrabas placer

¿Qué te haces la libre

 de mi pija clara?

siempre estas drogada,

eso debe ser.

mescupió en la cara y pateo el tobillo

dijo “pepe grillo. tómatela ya,

se acabo tu tiempo que ya no es el mío

y me voy de joda, así que raja”

agarre el gargajo

 y me lo comí

en intento vano de ilustrar mi amor

ella ni siquiera se rio de mi

me escupió de nuevo

 y esta vez peor

se que fue perderla benefició al fin

me ha pasado antes

el amor es ruin

de esto hace once

meses que me fue

pensé en ella siempre

 cuando me pajie

 pero es de hombres

 con sabiduría

entender que todo

 es fugaz tranvía

que se esfuma raudo

rumbo a otra estación

todo es un  fantasma.

que consternación.

Mario venedety.