2 (dos)

cuando mentís te partís en dos

una de las partes baila vinilos de rock en el living de una casa ajena, mientras prepara salsa y te acerca, con una mano de red de seguridad, la cuchara de madera para que pruebes el sabor del amor.

la otra es los ojos que encuentra formas en la montaña: una lechuza, un bailarín, las constelaciones.

cuando te vas lejos te partís en dos

una de las partes es recuerdo de tu padre en la puerta, valijas llenas y zapatos sucios, se acerca a vos con caricia de caja musical, te miente adulta y dulcemente, y con los ojos te dice la verdad que entendés a los cinco años, muñeca de trapo y frío en la nariz.

la segunda parte espera todas las tardes a la misma hora, a un joven alto que le prepare café tostado, compartiendo el vicio que tiñe los dientes

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *