Debo reconocer mi absoluta admiración por Jorge “el Turco” Asís pese a nuestras inmensas diferencias ideológicas. Mi gratitud intelectual hacia él radica en sus magias literarias en cada renglón y su capacidad de ver la política desde un lugar “no alineado” pero complejo, sin el simplismo del son todos lo mismo. 

Así entonces, me tomé el atrevimiento de resumir su último artículo, al que siempre recomiendo leer siguiendo el link, Bolivia, la Croacia de Macri

El artículo, firmado por Oberdán Rocamora

Como siempre, el autor divide su artículo en partes.

Parte 1: La batalla infatuada de la comunicación

Para arrancar el Turco empieza por los medios de comunicación a los que califica de adictos (los que están con el FdT) u opositores (los que están con JxC). Este será el segundo tema más tratado del artículo, donde condena a ambos equipos periodísticos a la superficialidad y los reduce en una simple frase: “Ni se informa ni se esclarece. Sólo consolida la posición del previamente convencido”. También sugiere que ese esquema ya no le sirve ni a Macri (El Ángel Exterminador) ni a La Doctora (CFK). Yo tengo mis serias dudas al respecto de esta última afirmación.

También machaca sobre algo de lo que viene hablando. El doble indulto. Equiparar a la causa del Correo macrista con el Hotesur kirchnerista. En mi humilde opinión, creo que el turquito tiene un problema para contar los ceros. No son ni remotamente comparables los números que genera un hotel contra todo un sistema nacional de entrega de correos.

Para finalizar, arriesga que ya es definitivo el ascenso de Geniol (Rodríguez Larreta) como jefe de Juntos por el Cambio. Yo voy a esperar al menos un año para hacer tal afirmación pero Asís ya lo había anticipado en  su anterior artículo.

Parte 2: El insumo relativo de la verdad   

Nuevamente vuelve sobre el periodismo adicto/opositor y su inutilidad. También califica de inútiles las elecciones, al menos desde la perspectiva del Ángel y la Doctora. Según el Turco, ambos están más preocupados por las causas judiciales.

Vuelve a insistir con lo del doble indulto para no caer en el Modelo Perú, donde todos los presidentes terminan presos. En lo personal, yo quiero que Macri vaya preso y que eso no será un mal trasladable a todos los futuros presidentes sino que son tan alevosas las irregularidades del macrismo que si no tienen condena vamos “camino a ser Perú”.

Parte 3: El cazador oculto. Salinger

Por fin Asís se mete de lleno en el título de su nota y arremete: “Bolivia, para Macri, remite a la equiparación de Croacia para Carlos Menem (…) Tanto la Bolivia de Macri como la Croacia de Menem comparten el mismo «cazador oculto» (novela de Salinger). Estados Unidos como protagonista fantasmal.”

Si hay algo de lo que sabe el Turco es de política internacional (recordemos que fue embajador de Portugal, entre otras cosas) y realmente lo mejor que les puedo decir es que lean el original por los detalles que da sobre la ex Yugoslavia, los vínculos de Menem con la OTAN, un poco mencionado rol del fiscal Stornelli o el destino de los exfuncionarios del gobierno más neoliberal que dio el peronismo.

Sobre el caso de las armas, remarca aún más el rol de la USA de Trump “para consolidar la transición de facto de la señora Jeanine Añez. Aún antes, incluso, que se iniciara”. Esta última frase no es casual y creo que debería tener más profundización desde la investigación periodística/judicial. No sería lo mismo para Juntos por el Cambio haber salido a las apuradas a pertrechar un golpe de estado, que haber preparado con tiempo el envío y alguna ayudita anticipatoria de la Embajada. El Turco vincula esto también con los 50 mil millones de dólares del Fondo Monetario Internacional.

Parte 4: La súplica precoz

“Bolivia, la Croacia de Macri, le corresponde al juez López Biscayart. Garantía de ecuanimidad”, comienza con optimismo judicial Jorge Asís su última parte, dedicada a las espadas del macrismo vinculadas al caso. 

Asume que el canciller Faurie saldrá ileso de esto. Que el ministro de defensa de entonces Oscar Aguad también, aunque le queden las causas del Correo y del Ara San Juan para mantenerlo “opacado”.

No intuye la misma suerte para Macri, al que lo ve con un panorama judicial complicado, o a Patricia Bullrich, ex ministra de seguridad. “Sabe que, para defenderse, siempre se debe atacar” y pega por un supuestamente precoz pedido de disculpas de Alberto al pueblo boliviano.

Para finalizar, afirma que si la fuerza que se vio afectada con la explosión menemista de Río Tercero fue el Ejército, ahora es el turno de la Gendarmería, firme aliada de Bullrich durante su gobierno. “Comandos entrenados para hazañas infinitamente superiores. Nunca para lanzar spray con flit a los valerosos bolivianos que manifestaban contra un clásico golpe de estado”, cierra el Turco Asís, con su habitual dosis incierta de ironía.