Carlos de Porto Alegre (Texto completo)

Versión de “Edipo de Tebas” de Sófocles

Por Elizabeth Schaub Farrell

Personajes

Carlos Ramirez: Hijo de Renata e Ignacio/ Psicólogo

Renata Gloriet: Esposa de Ignacio

Ignacio Farrell: Soldado

Fiorella Ramirez: Amiga de Renata

Hijos de Carlitos y Renata: dos niños varones y dos niñas mujeres, de entre 5 y 8 años

Policía 1

Cartero

Mozo

Coro: Tres mujeres

Pareja que desayuna en el lobby

Señor que ojea el diario en el lobby

Escena 1

Ignacio le pide matrimonio a Renata que está embarazada

Se ilumina el escenario.

El relój marca las 19:20 hs.

Casa de Renata. Se ve el living de una casa de clase trabajadora, con una alfombra en el centro sobre la que hay una mesa y cuatro sillas alrededor. Hay dos ventanas junto a la puerta de calle. Un sillón en cada rincón al fondo del living con una cajonera y un televisor en el rincón que da al público. A la izquierda y un poco atrás del living se ve parte de la cocina.

Al fondo sobre la derecha vemos parte del dormitorio. Sobre la pared del dormitorio que da al living hay un espejo grande. En el dormitorio hay una cama de dos plazas, un perchero, dos mesas de luz. Arriba de la cama el relój, colgado. Opuesta al dormitorio, sobre la izquierda, está la puerta de salida a la calle. Ignacio llega del trabajo con un ramo de flores y busca a Renata, embarazada de 8 meses.

Renata se da vuelta, sorprendida.

Renata.- ¡Llegaste más temprano! ¿Pasó algo?- (Ve el ramo de flores que lleva Ignacio en su mano derecha y sonríe).

Ignacio.-Renata Gloriet… ¿Quierés casarte con migo? No pouedo esperar más.

Renata.- ¡Ay amor! ¡Obvio que quiero!

Se abrazan felizmente y se van al cuarto.

Las luces se apagan.

Escena 2

Un cartero anuncia a Renata y a Fiorella la partida de Ignacio a la guerra de Malvinas

Misma escenografía que en la primera escena.

Se encienden las luces.

El relój marca las 11:00 hs.

Renata se ve feliz frente al espejo con su panza de embarazada, el ramo de flores que le regaló Ignacio y un vestido nuevo.

Alguien golpea a la puerta.

Renata deja las flores en la mesa y abre la puerta, esperando a su amiga.

Fiorella.- ¡Vamos a llegar tarde al registro civil, Renata!

Renata la mira y sonríe. Agarra las flores que dejó en el florero.

Renata.- ¿Cómo estoy?

Fiorella.- ¡Estás hermosa! Esperá. Acá me faltó acomodarte un mechón del peinado- (Fiorella le acomoda el peinado a Renata) -Listo. Ahora sí. Vamos.

Renata y Fiorella están por salir de la casa. Renata busca las llaves hasta que suena un timbre, abre Fiorella y se asoma un cartero.

Mientras Renata busca la llave en su cartera, su amiga toma el sobre que le da el cartero.

Cartero.-¿Qué tal? ¡Buen día! Es un telegrama para Ignacio Farrell. Tiene que firmarme aquí.

Renata firma.

Cartero.- ¡Muchas gracias! ¡Hasta luego!

Renata se dirige a Fiorella- ¿Podés leerlo?

Fiorella.- Si, amiga.

Fiorella abre el sobre y queda asombrada.

Renata.- ¿Qué pasa? ¿Por qué esa cara?¿Qué dice?

(Fiorella lee el telegrama en voz alta).-Ignacio Farrell. Presentarse en la sede del ejército. Maza 550. Con su documento e identidad, número 5257171262 Martes 07 a las 05:00 horas.

A Renata se le caen las flores.

Renata.-Lo están llamando para la guerra.

Las luces se apagan lentamente.

Escena 3

Renata le pide a Fiorella que se lleve al bebè,Carlos

Mismo escenario que en la escena 1.

Se prenden las luces.

El relój marca las 18:00hs.

Renata y Fiorella están sentadas a la mesa. Renata sostiene un bebé de un mes.Toman mate.

Fiorella.- ¡Amiga! ¡Nos vamos a Brasil!

Renata.-¿Cómo que te vas? ¿Con quién?

Fiorella.- Sí. Con mis papás. Mi papá pudo conseguir trabajo. Además, acá está todo muy difícil por la guerra, tenemos que aprovechar lo del trabajo para irnos. ¡Vamos!

Renata.- ¡No puedo irme! No tengo plata ni para mantener al bebé. No sé qué hacer.

Renata se queda pensando.

Renata.- ¡Eso es! (Tímidamente y con tristeza) Llevátelo vos…

Fiorella sorprendida.- ¿Cómo?

Renata.-Llevátelo. Yo no puedo tenerlo. No puedo ver como llora y sufre todas las mañanas, no tengo para la leche, ni los pañales. ¡Por favor! No le digas a Carlitos que tuvo una madre como yo. Ni que su padre tuvo que ir a la guerra.

Fiorella la mira y acepta silenciosamente.

Se escuchan caer dos bombas.

Renata asustada.- Apurate…

Se abrazan y Fiorella se va, llevando a Carlos con ella.

Se apagan las luces.

Escena 4

Pasaron aproximadamente 6 meses. Llega Ignacio de la guerra. Renata le miente y dice que perdió al bebé

Misma escenografía que en las escenas anteriores.

Se prenden las luces.

El relój marca las 12:00 PM hs.

Renata se encuentra en la cama y despierta por un golpe en la puerta.

Va hacia la entrada y ve a Ignacio con su uniforme y un bolso colgado del hombro.

Renata e Ignacio se abrazan.

Renata.- ¡Te extrañé! No me contestaste ninguna de las cartas. Pensé que te había pasado algo…

Ignacio.- ¡Yo también te extrañé! Te mandé cartas, pero la correspondencia no llegaba. Hay mucho silencio acá. ¿Y Carlitos? ¿Dónde está?

Renata se pone a llorar.- Murió al poco tiempo de que te fuiste…

Ignacio.- ¿Cómo que murió?

Renata.- Murió por una enfermedad, los médicos hicieron todo lo que pudieron, pero no se pudo….

Ignacio llora y abraza a Renata.

Las luces se apagan lentamente.

Escena 5

El Coro anuncia que pasaron 20 años y que están en Porto Alegre, en la casa de Fiorella y Carlos. Carlos le cuenta a Fiorella que soñó con una mujer (Renata)

El escenario está a oscuras.

El relój no tiene agujas. Un reflector puntual ubicado detrás del público lo ilumina.

Hay un coro de tres mujeres que relatan lo que pasó en el tiempo. Las mujeres están sentadas en la primera fila del teatro, vestidas igual, de negro. Se paran, se dan vuelta y hablan mirando al público.

Mujer del coro 1.-Pasaron 20 años desde el nacimiento de Carlitos.

Mujer del coro 2 mirando a las otras dos mujeres.- ¿Alguna de ustedes sabe qué va a pasar ahora?

Mujer del coro 3 responde.- ¿Alguna de ustedes dos leyó el Edipo de Sófocles?

Mujer del coro 1 responde.- Yo no.

Mujer del coro 2 responde.- Yo tampoco. Lo único que sé es que ahora estamos en Brasil, en la casa de Fiorella y Carlitos.

A partir de este momento durante toda la escena se escucha una música típica de Brasil

Las tres mujeres del coro se sientan en sus lugares.

Los sillones de la escena anterior (4) están cambiados de lugar o son de distinto color. La mesa tiene un mantel de colores, hay dos sillas en vez de cuatro.

Carlos, con 20 años, se encuentra en la cocina, sirviéndose un café.

Fiorella limpia la casa. Descorre la cortina y un sector de la casa se ilumina con una luz tenue.

Carlos se sienta a la mesa.

(Carlos mira a Fiorella).- Estoy raro…

(Fiorella deja de limpiar y se acerca a la mesa). Pregunta: – ¿Por qué Carlitos?

Carlos.- Tuve un sueño con una mujer. Me decía que me extrañaba y era muy parecida a mí.

Fiorella empalidece.

Fiorella.-¿Te acordás cómo era?

Carlos.- Sí. Tenía pelo castaño hasta los hombros. También era flaca. Tenía un lunar en la mejilla como el que tengo yo. (Su descripción coincide con la apariencia de Renata)

Fiorella.- ¿Y qué pasó en el sueño?

Carlos.- Yo corría de alguien, no sé de quién, y escuché un grito de esa mujer. Estaba llorando y pidiendo auxilio. Cuando la pude ver estaba desnuda, con frío. Iba a rescatarla, pero me pegaron con un palo en la cabeza y desperté.

Se apagan las luces.

Escena 6

Fiorella le consigue un trabajo a Carlitos en Argentina como policía

Transcurre en Brasil, misma escenografía que en la escena 5. Se escucha música típica brasileña.

Se encienden las luces.

El relój marca las 09:00 hs.

Fiorella bate unos huevos para su desayuno.

Entra Carlos a la cocina.

Carlos.- ¡Buen día Fiore!

Fiorella.- ¡Buen día Carlitos! ¿Dormiste bien?

Carlos.- Sí.

Carlos se sirve café de la cafetera y se sienta.

Fiorella se da vuelta.

Fiorella.- Te conseguí un trabajo, Carlos.

Carlos.-¿Dónde?

Fiorella.- En Argentina. Gracias a un conocido mío pude hacer que entraras.

Carlos.- ¿De qué es el trabajo?

Fiorella.- En la Policía. Tendrías que estar en Misiones la semana que viene.

Carlos asiente y se queda pensando.

Las luces se apagan.

En fade, deja de escucharse la música brasileña.

Escena 7

El Coro le propone un acertijo a Carlitos. Carlitos no puede resolverlo

Un reflector ilumina a Carlitos. El resto del escenario está en penumbras.

El relój no tiene agujas. Un reflector puntual ubicado detrás del público lo ilumina.

Carlitos aparece en escena, parado en el medio del escenario con una valija. Se levantan las tres mujeres del coro y le hablan las tres al mismo tiempo, diciendo lo mismo.

Coro.- Antes de entrar a la Argentina tenés que responder una pregunta.

Carlitos.- ¿Cuál?

Coro.- ¿Qué animal es el que camina con cuatro patas por la mañana, dos por la tarde y tres por la noche?

Carlitos.- No sé.

Coro.- Vos no lo sabes porque no leíste Edipo de Sófocles.

Carlitos.-¿Eh?

Coro.-Bueno. Por esta vez te vamos a dejar pasar. Pero si no la sabes la próxima vez que nos veamos, vas a tener graves problemas.

Las luces se apagan lentamente, el coro se sienta en su lugar y Carlitos queda solo con su valija.

Escena 8

Ignacio, esposo de Renata le pregunta por su amiga Fiorella y Renata dice que no sabe nada de ella

Misma escenografía que en la escena 4.

Se encienden las luces.

El relój marca las 6:00 PM hs.

Renata e Ignacio están conversando en el sillón del comedor.

Ignacio.- ¿Qué será de la vida de tu amiga Fiorella…? Hoy me estaba acordando de ella…, no vino más, tan seguido que venía…

(Renata se pone nerviosa y mira para otro lado).- No sé. Hace rato no sé nada de ella…

Ignacio mira el reloj pulsera.

Ignacio.- ¡Uy! Me tengo que ir. Hay una manifestación frente a la casa de gobierno, de compañeros ex combatientes de Malvinas… Estamos pidiendo un subsidio…

Renata.- Pero ya preparé la cena…

Ignacio.- Te prometo que vuelvo temprano y después te lo compenso (Sonríe).

Ignacio y Renata se abrazan y besan riéndose.

Ignacio toma su abrigo y sale por la puerta de calle.

Renata queda pensativa.

Las luces se apagan.

Escena 9

Renata se entera por un noticiero de la tele que un policía mató a Carlitos en la manifestación a la que fue

Misma escenografía que en la escena 4.

Se encienden las luces.

El relój marca las 10:00 PM hs.

Renata está poniendo la mesa. Frente a ella, en un televisor que está sobre una mesita baja en la esquina del escenario que da al público, se escucha un noticiero.

Voz conductor noticiero.- Esta tarde, en cercanías de la casa de gobierno, en circunstancias que todavía no han sido aclaradas, un policía de la ciudad mató de un disparo a un manifestante. Se trataría de Ignacio Farrell. Ex combatiente de Malvinas que estaba manifestándose junto a un grupo de ex soldados. El violento episodio, del que no tenemos más detalles, transcurrió en la tarde de hoy.

A Renata se le cae un plato.

Voz conductor noticiero.- La temperatura en este momento es de 12 grados centígrados…

Las luces se apagan.

Escena 10

Renata hace la denuncia en la comisaría. La declaración se la toma Carlitos

Se enciendan las luces.

El relój marca las 04:00 AM hs.

Oficina de la comisaría. Se ve la puerta de entrada, un escritorio, dos sillas, una en cada punta del escritorio y a la derecha un escudo de la policía. Renata y un policía están sentados. Frente al policía 1 hay una notebook.

Renata está llorando, angustiada y enojada.

Policía 1.- Cálmese señora. Estamos haciendo todo lo posible por averiguar qué pasó.

Entra Carlitos, y disimula su asombro al ver a Renata. (La vió en sus sueños, que cuenta en la escena 5)

Policía 1.- Mi compañero va a tomarle la declaración.

Entra Carlitos. Mientras Carlitos se sienta, Renata tiene una crisis de nervios, y llora.

Renata.- ¿Quién lo mató? Quiero saber… ¿Qué pasó?

Carlitos mueve un pie rítmicamente mostrando cierto nerviosismo.

Carlitos.-Todavía no sabemos señora, pero lo vamos a averiguar, quédese tranquila…¿Ignacio Farrell se llamaba? ¿Cuál era la ocupación de su marido?

Renata asiente con la cabeza.

Renata.- Era ex combatiente de Malvinas… La última vez que lo vi fue ayer a la tarde, que se fue a una marcha con sus compañeros… (Entre llantos)

Carlitos.- Estamos averiguando qué pasó al respecto. Había mucha gente en el lugar. No es fácil…Vamos a poner a su disposición alguien que la ayude a superar este momento…

Mientras habla, Carlitos se levanta, sale de la escena y vuelve enseguida con una jarra y un vaso de agua. Llena medio vaso y se lo ofrece a Renata.

Carlitos apoya una mano sobre el hombro de Renata.

Se apagan las luces lentamente.

Escena 11

Carlitos amenaza al Policía para que no diga que fue él el que mató a Ignacio en la manifestación

Se encienden las luces.

El relój marca las 08:30 PM hs.

Mismo escenario que en la escena 10. Carlitos y el Policía 1 están conversando en voz baja.

Hay dos sillas, en el respaldo de una de ellas está colgado el abrigo de Carlitos. Arriba del escritorio hay un cenicero lleno de cigarrillos.

Carlitos.- Vos me debes favores…. Acordate del robo de la joyería, los chorros que aparecieron muertos en la ruta en ese accidente, pero yo sé quién fue… Necesito que no cuentes lo que pasó.

Mientras prende un cigarrillo el policía asiente con la cabeza.

Policìa1.- Esta bien. Podés irte. Te vamos a llamar si tenemos alguna novedad.

El policía apaga el cigarrillo recién empezado.

Carlitos agarra su abrigo y se va.

Se apagan las luces.

Escena 12

Carlitos está disfrazado de psicólogo y consuela a Renata

Se encienden las luces

El relój marca las 5:00 PM hs.

El mismo escenario que el de la escena 11, en lugar del escudo de policía hay un diploma de licenciado en psicología. El escritorio está cubierto por una tela negra. Es el consultorio de un Psicólogo.

Carlitos tiene barba y bigote y una pipa encendida. Está disfrazado de psicólogo y está sentado en un sillón. Frente a él está sentada Renata, que no lo reconoce.

Carlitos psicólogo.- El duelo es difícil… Usted tiene que ir aceptando lentamente que hay un vacío, que perdió a alguien que es muy importante para usted…

Renata.- Si supiera qué es lo que pasó creo que me ayudaría, aunque sea un poco…

Carlitos psicólogo.- Claro…claro… Por supuesto que eso ayudaría… Pero mientras tanto es más fácil que pueda sobrellevar el duelo si alguien la acompaña…

Se apagan las luces.

Escena 13

El Coro anuncia que pasaron seis meses. Carlitos (Psicólogo) sigue consolando y engañando a Renata

El relój no tiene agujas. Un reflector puntual ubicado detrás del público lo ilumina.

Las luces del escenario están apagadas y un reflector enfoca al Coro. Las tres mujeres del Coro se levantan de golpe, se dan vuelta y miran al público.

Coro (las tres al mismo tiempo).-Pasaron seis meses.

Las tres mujeres del Coro se sientan. Se apaga el reflector.

Se encienden las luces del escenario.

El mismo escenario que el de la escena 12, en lugar del escudo de policía hay un diploma de licenciado en psicología. El escritorio está cubierto por una tela negra.

Carlitos (psicólogo) y Renata están agarrados de la mano.

Carlitos.- Yo te voy a acompañar, voy a hacer todo lo que pueda hacer por vos.

Renata.- (Angustiada) Ya pasaron seis meses y todavía la policía no me dice nada. No se sabe quién lo mató, por qué… Nada…

Carlitos.- ¿Hablaste con un abogado? Ya es hora de que hagamos eso.

Renata.- Si. Lo pensé, pero no sé… ¿La policía no se pondrá a la defensiva?

Carlitos.- Veremos qué hacer. Si no, yo te acompaño…

Carlitos se levanta y acaricia el pelo de Renata, Renata se deja acariciar.

Se apagan las luces.

Escena 14

El Coro le dice a Carlitos que le van a pasar cosas malas, porque todavía no les dijo cuál es el acertijo

El relój no tiene agujas. Un reflector puntual ubicado detrás del público lo ilumina.

Se prende un reflector que ilumina solo a Carlitos. El resto del escenario está en penumbras.

Las tres mujeres del coro se levantan y hablan al mismo tiempo. Se dirigen a Carlitos.

Coro.- Todavía no nos diste la respuesta a la adivinanza… Vas a empezar a recibir un castigo… Vas a conocer cosas de tu vida que no te imaginabas conocer y que van a darte un enorme dolor… Y no habrá más que gemidos, maldiciones, muerte e ignominia.

Carlitos.- Ustedes no existen, son mi imaginación.

Las mujeres del coro se sientan, Carlitos se queda parado en el mismo lugar, con expresión pensativa.

Lentamente se apaga el reflector.

Escena 15

A Carlitos se le cae el bigote y Renata descubre que no es el psicólogo. Carlitos le confiesa a Renata que él no es psicólogo sino policía, y ella lo acepta

Se encienden las luces.

Mismo escenario que en la escena 12.

El relój marca las 4:50 PM hs.

Carlitos habla por teléfono, mientras fuma. Tiene la vestimenta de policía.

Carlitos.- Bueno, dale, te espero Rafa. Estoy en la oficina.

Suena la puerta.

Carlitos apaga el cigarrillo.

Carlitos.- Ahì te abro, compañero.

Renata.- Soy yo, Renata.

Carlitos se cambia la ropa de policía y la esconde rápidamente. Se pone el bigote, pero se le cae.

Carlitos abre la puerta.

Carlitos.- Renata. ¡Que sorpresa!. ¿No tenìas turno a las 6? Son las 3 recién.

Renata.- Pasa que necesitaba hablar con vos.

Renata se sienta, Carlitos cierra la puerta y se sienta.

Carlitos.- ¿Qué te tiene tan preocupada?

Renata se lo queda mirando.

Carlitos.- ¿Qué pasa? ¿Qué tengo?

Carlitos se toca la cara y nota que no tiene el bigote.

Renata.- Yo te conozco a vos… Pero no de acá…, de otro lado…

Carlitos se asusta y mueve la pierna rítmicamente.

Carlitos.- Te lo puedo explicar…

Renata.- Sos el policía que me tomó la declaración. Me mentiste todo este tiempo…

Renata se levanta de la silla y abre la puerta para irse.

Carlitos la cierra.

Carlitos.- Está bien. Tenés razón. No soy psicólogo, soy policía, pero lo hice por una buena causa. Te vi tan sola y triste, que quise ayudarte y mientras tanto me enamoré de vos…

Renata agarra el bigote del piso.

Renata.- ¿En serio?

Carlitos le sonríe como si fuera un niño travieso.

Renata suelta el picaporte de la puerta. Los dos se agarran de la mano y se abrazan.

Renata.- Eso si…

Carlitos.- ¿Qué?

Renata.- No vuelvas a usar bigote.

Se apagan las luces de golpe.

Escena 16

Pasaron 9 años. Renata y Carlitos se casaron y tubieron cuatro hijos. Ahora están cenando juntos con sus cuatro hijos (dos nenas y dos nenes) Carlitos está preocupado y Renata le pregunta por qué

Se encienden las luces.

El relój marca las 09:15 PM hs.

Casa de Renata y Carlitos. Escenario similar escena 1. La mesa y los sillones son de distinto color. Algunos muebles están cambiados de lugar.

Carlitos y Renata viven juntos. Están cenando sentados a la mesa, mientras conversan. Las dos hijas de Renata y Carlitos juegan en la alfombra. Los varones juegan a la play sentados en el sillón frente al televisor.

Renata.- Siempre estás con esa cara…

Carlitos.- ¿Qué cara?

Renata.- Pensativo, triste, preocupado…,no sé bien…

Carlitos.- Y… Me traigo muchas preocupaciones del trabajo a casa… no es fácil…

Renata.- Bueno…, a muchas personas podría pasarles eso, pero no llevan el trabajo a su casa…

Carlitos se levanta de golpe de la mesa en la que están cenando. Apaga el televisor que están mirando los chicos y los manda a dormir.

Carlitos (cortante).- ¡Ya es hora de ir dormir! Mañana hay que ir a la escuela.

Los cuatro hijos protestan y se van a dormir en fila de menor a mayor.

Carlitos se va derecho al cuarto rápidamente y Renata se queda mirándolo.

Las luces se apagan mientras Renata queda sola en el living.

Escena 17

El coro le pregunta a Carlitos a quién mató. Carlitos dice que fue un accidente

El relój no tiene agujas. Un reflector puntual ubicado detrás del público lo ilumina.

Carlitos aparece en escena, parado en el medio del escenario con una valija.

Se levantan las tres mujeres del coro y le hablan las tres al mismo tiempo. Cada una dice una palabra y le hacen una pregunta a Carlitos.

Mujer 1.- ¿A quién…

Mujer 2.-…mataste?

Mujer 3.- ¿A quién mataste?

Carlitos se queda pensando y tarda mucho en responder.

Carlitos.- Era un ex combatiente de Malvinas. Fue un accidente… Era el marido de Renata… Después me enamoré de ella… Pero fue un accidente…

Mujer 1.- ¿A quién…

Mujer 2.-…mataste?

Mujer 3.- ¿A quién mataste?

Carlitos.- Era un ex combatiente de Malvinas. Fue un accidente… Era el marido de Renata… Después me enamoré de ella… Pero fue un accidente…

Las mujeres del coro se sientan en la primera fila, de espaldas al público.

La luz que ilumina a Carlitos se apaga lentamente.

Escena 18

Mientras Carlitos se desviste para ir a la cama. Renata le pregunta por su pasado

Se encienden las luces.

El relój marca las 11:35 PM hs.

La escena transcurre en el cuarto de la casa de Carlitos y Renata. Es pequeño, hay una cama de dos plazas contra la pared de la derecha, con una mesa de luz de cada lado. Hay un perchero frente a la cama.

Carlitos se va desvistiendo durante toda la escena, dobla la ropa prolijamente. Renata está con una musculosa y tapada hasta la cintura, con la cabeza apoyada en un almohadón. La escena termina cuando Carlitos se acuesta.

Carlitos.- Y vos… ¿No extrañas a veces a Ignacio?

Renata.- A veces un poquito… pero prefiero no hablar de eso… A propósito vos nunca me contaste nada de lo que hacías antes. No fuiste siempre policía…

Carlitos.- Y, yo de chico viví mucho tiempo en Brasil… De mi verdadera mamá no me acuerdo…Porque cuando dejé de verla era muy chico.

Renata.- ¿No conociste a tu mamá?

Carlitos.- Me acuerdo de la mujer que me crió, que es como mi mamá…

Renata.- ¿Y eso a dónde era?

Carlitos.- En Brasil, en Porto Alegre…

Carlitos, mientras responde, terminó de desvestirse, apaga la luz y se está acostando.El dormitorio se ve en penumbras. Se abrazan sin énfasis en la cama.

Escena 19

Fiorella va a visitar a Renata a quien no ve hace mucho tiempo y le cuenta que Carlitos es su hijo

Se encienden las luces

El relój marca las 11:30 AM hs.

Casa de Renata, escenario similar escena 1. La mesa y los sillones son de distinto color. Junto a la puerta de entrada hay dos valijas.

Renata y Fiorella están a la mesa del living tomando el té.

Renata.- ¿Vive aún? ¿Puedo verlo?

Fiorella.- No sé mucho de él… Lo último que supe es que se vino a la Argentina a trabajar hace como nueve años … Nunca me escribió…

Renata.- ¿No podemos averiguar dónde está?

Fiorella.- Y, podemos averiguar, yo sé que iba a trabajar en la policía…

Renata.- Ahh… Mi marido es policía… Él nos puede averiguar…

Fiorella.- Pero bueno…¡Contame más de vos! Vine de Brasil mas que nada para verte. ¿Qué fue de tu vida durante estos años?

Renata.- Después de la muerte de Ignacio, me volví a casar. Tengo cuatro hijos, grandes ya. Ya los vas a conocer, ahora están en la escuela…

Fiorella.- Contame de tu marido. ¿Dónde lo conociste?

Renata.- Después de que se murió Ignacio, tuve que ir a la comisaria y lo conocí ahí…

Fiorella.- Ahh… (se queda pensando)

Mientras Fiorella se queda pensando, Renata le muestra una foto.

Renata.- Ahí está él, los nenes y yo…

Fiorella mira la foto y empalidece.

Fiorella.- ¿Cuántos años tiene? (titubeando)

Renata.- Y en realidad es mucho más joven que yo, tendría masomenos la edad de mi hijo…Vos sabes que siempre me gustaron más jovenes (Sonríe con picardía).

Fiorella toma de las manos a Renata, con un gesto medio repentino.

Fiorella.- Te voy a decir algo…

Se apagan las luces de golpe.

Escena 20

Renata argumenta a favor de aceptar el destino (Texto del Edipo de Sófocles)

El relój no tiene agujas. Un reflector puntual ubicado detrás del público lo ilumina.

Escenario similar a la escena 14.

El escenario está oscuro, las luces iluminan a Renata que hace un monólogo frente al público.

Renata.-¡Para qué vivir en continua alarma, si la casualidad manda siempre como un soberano en el destino de los hombres y nada puede ser previsto con certeza? Lo mejor es vivir, en la medida de lo posible, al dictado de la Fortuna. En cuanto a tí, no te asuste ese ayuntamiento con tu madre, pues numerosos son los mortales que en sueños han compartido el lecho materno. Quien vive despreocupado de todos esos temores, soporta la vida de un modo más cómodo.

Se apagan el reflector.

Escena 21

(Continuación de la escena 19)

Renata finalmente se entera de que Carlos (su marido) es su hijo

Se encienden las luces.

El relój marca las 11:40 AM hs.

Casa de Renata, escenario igual a la escena 5. La mesa y los sillones son de distinto color. Junto a la puerta de entrada hay dos valijas. Mateo, el hijo mayor de Renata está sentado en el sillón mirando televisión (el sonido de la televisión está bajo).

Renata mira la foto que Fiorella le muestra (continuaciòn de la escena 19).

Fiorella (A Renata).- Es él, lo estàs viendo. Este es el mismo Carlitos que me llevé hace años. ¿O no te acordas que me diste a tu bebè para que te lo cuide?

Renata.- No, no puede ser… Son parecidos… Es casualidad…

Fiorella.- Ya está… ya te enteraste… No podés negar lo que pasó aunque sea espantoso…

Renata.- No, no puede ser… Son parecidos… Es casualidad…

Fiorella.- Tal ves lo mejor hubiera sido no contarte nada…

Renata.-No, no puede ser… Son parecidos… Es casualidad…

Las luces se apagan lentamente mientras Renata repite la misma frase.

Escena 22

Carlitos se entera de su destino hablando con su hijo Mateo

Escenario igual a la escena 21.

Se encienden las luces.

El relój marca las 8:30 PM hs.

Carlitos está jugando y conversando con su hijo mayor.

Adelante del escenario y de espaldas a la mesa, sobre una alfombra, en el medio del living.

Carlitos juega a construir una casa a medias con ladrillitos de plástico con Mateo (su hijo mayor) mientras conversan.

Carlitos.- ¿Ves? Si ponés ladrillos más gruesos abajo, la paréd no se cae…

Mateo.- Está bueno…

Carlitos.- ¿Quién te regaló este juego?

Mateo.- La tía Fiorella, la que vino el otro día y estuvo charlando con mamá.

Carlitos.- Ahh… Sisi…

Mateo.-Si.. La tía le mostró unas fotos tuyas de cuando eras bebè con mamá…Y mamá las guardó ahí… (Señala la cajonera que está debajo del televisór).

Carlitos.- Seguí armando la casa… Ya vengo…

Carlitos se levanta, camina hasta la cajonera, abre un cajón, saca unas fotos y se queda mirándolas. Mientras Mateo sigue jugando.

Se apagan las luces.

Escena 23

Carlitos explica que mató a su padre y se casó con su madre (Texto de Edipo de Sófocles)

Escenario igual a la escena 14

El relój no tiene agujas. Un reflector puntual ubicado detrás del público lo ilumina.

El escenario está oscuro, las luces iluminan a Carlitos que hace un monólogo frente al público.

Carlitos.-No hubiera sido posible el matador de mi padre, no hubiera sido llamado por los hombres el esposo de la que he nacido. Pero hoy tengo a los dioses en contra mía; soy hijo de un tronco abominable, y miserable de mí, ¡he fecundado el seno del cual nací! ¡Si hay alguna desgracia más grande que la desgracia misma, ésta ha sido mi suerte!

Escena 24

Fiorella le cuenta a Carlitos lo que pasò, se lava las manos y se va

El escenario es el lobby de un hotel en el que hay un gran sillón semicircular, frente a él algunas mesitas bajas y algunos pasajeros desayunando.

Se encienden las luces.

El relój marca las 09:30 PM hs.

Fiorella lee el diario en el sillón semiciruclar del lobby del hotel en el que se aloja, mientras toma un cafè. A su derecha hay una pareja desayunando y a su izquierda un hombre ojeando una revista. Frente al sillòn hay algunas mesitas bajas sobre las que los pasajeros apoyan las cosas.

Entra Carlitos atravesando el lobby a paso firme y se para frente a Fiorella.

Fiorella baja el diario y deja su taza de café. Se encuentra con la mirada de Carlitos, que está de pie frente a ella observándola pensativamente.

Fiorella (firamente).- ¿Què hacés acà?

Carlitos enojado saca una foto del bolsillo de atrás del pantalón y la señala.

Carlitos- Quiero que me digas quièn es este bebè que está con Renata en la foto.

Fiorella suelta el diario y lo deja en la mesita, al lado de la taza.

Fiorella.-Sos vos.

Carlitos.-¿De dònde sacaste esta foto?

Fiorella.- Era de tu madre…, con la que te casaste…Tu mamà te dejò para que yo te cuidara y te lleve con migo… por la guerra.Tu papà era soldado y tuvo que ir a la Guerra de Malvinas.

Entra un mozo y lo toca a Carlitos por la espalda.

Mozo.-¿Le puedo servir algo?

Carlitos se da vuelta y habla con el mozo.

Carlitos.-Tráigame una botella de agua mineral, por favor.

Fiorella se levanta y se va silenciosamente mientras Carlitos habla con el mozo. Cuando Carlitos se da vuelta para seguir hablando con Fiorella,ya no está.

Las luces se apagan lentamente.

Escena 25

Carlos se encuentra con Renata ahorcada y llora mientras el coro habla del destino

Se encienden las luces.

El relój no tiene agujas. Un reflector puntual ubicado detrás del público lo ilumina.

La escenografìa es igual a la escena 22. La iluminaciòn es diferente, hay solamente un reflector que enfoca de frente a Carlos y Renata.

La mujer del Coro habla dirigiéndose al público.

Se prenden las luces lentamente mientras se escucha el llanto de Carlos.

Carlos està arrodillado llorando frente al cuerpo muerto de Renata que està colgado de una soga en el medio de la escena.

Mientras Carlos llora desconsolado, una de las mujeres del Coro se levanta.

Coro.- (Una sola de las mujeres del Coro die pie frente al público) ¡Cómo vuestra existencia es a mis ojos igual a la nada! ¿Qué hombre, qué hombre ha conocido otra felicidad que la que él se imagina, para volver a caer en el infortunio después de esta ilusión? Tomando tu destino como ejemplo, infortunado, no puedo mirar como dichosa la vida de ningún mortal. Su arco había lanzado la flecha más lejos que ninguno; había conquistado una felicidad, la más afortunada, ¡oh Dios!; había hecho perecer a la doncella de los dedos en garra, la de los cantos enigmáticos; se había erigido en nuestro país como una torre contra la muerte.

Se sigue escuchando el llanto de Carlos y se apagan las luces lentamente.

Escena 26

La conversación de dos policías revela el exilio de Carlos

Se encienden las luces.

El relój marca las 2:15 hs.

El escenario es igual al de la escnena 10 (comisaría)

El Policía 1 está hablando por teléfono con el comisario. Parado junto al escritorio. El teléfono está arriba del escritorio.

Policía: Si,si,… Ya tengo el expediente de Carlos Ramirez, señor. Pide que lo trasladen a ese puesto donde no hay nadie… Ya me ocupo de darle curso señor… Y si, es raro… Es como si se estuviera castigando solo… pero buen…cada uno… Claro, claro…, lo mandamos… nadie quiere ir ahí. Es un lugar donde no puede ver a nadie ni hablar con nadie… Y bueno, él sabrá lo que hace… Quié sabe qué le pasó por la cabeza. Si señor mañana mando el expediente… Quedese tranquilo,mañana lo mando… Hasta mañana señor comisario.

Fin

1 thought on “Carlos de Porto Alegre (Texto completo)

  1. En estos días de locura y tener que quedarme en casa, me gustó la idea de leer la novela completa y así darle una segunda oportunidad, pero Eli es Sófocles, y no te pido que estes a su Altura, pero tampoco tires a la basura su gran obra, espero que tu siguiente trabajo literario sea mejor y quizás de tu autoría, amo el primer dibujo de la escena 5, se ve que eres talentosa, pero una ambiciosa literaria, insisto de a poco. Éxito !

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *